Nuevo Peugeot 508 ¿Renacimiento de las berlinas?

La semana pasada Peugeot desvelaba la segunda generación del 508. En una época en la que las berlinas están en claro retroceso en favor de los SUV, la marca gala da un golpe en la mesa apostando por el diseño y la tecnología.

¿Qué es capaz de ofrecer el 508?

Los SUV dominarán el mercado.

Y de hecho ya lo hacen. Desde el lanzamiento del Nissan Qashqai en el 2007, las marcas han sucumbido a la evidencia y cuentan con, al menos, un SUV en su gama. Incluso fabricantes de la talla de Alfa Romeo, Jaguar o Bentley ofrecen su propio modelo, algo impensable hace pocos años. En contrapartida, las ventas de berlinas han retrocedido un 35% de media. Algunas marcas, como Citröen, incluso han decidido no “invertir” en nuevas generaciones de sus berlinas. De hecho, el Citröen C5 ha muerto sin dejar sucesor… y reconvertido en un SUV, el C5 Aircross.

Algunas cifras

Durante enero, los 10 modelos más vendidos han sido (Fuente: Revista Autofácil):

  1. Volkswagen Golf: 3.334 uds.
  2. Seat León: 3.160 uds.
  3. Dacia Sandero: 2.452 uds.
  4. Seat Ibiza: 2.210 uds.
  5. Citröen C4: 1.954 uds.
  6. Nissan Qashqai: 1.921.
  7. Volkswagen Tiguan: 1.868 uds.
  8. Peugeot 2008: 1.777 uds.
  9. Opel Corsa: 1.753 uds.
  10. Renault Clio: 1.750 uds.

Los segmentos de los compactos y urbanos siguen copando los primeros puestos, pero los SUV cobran cada vez mayor protagonismo. Este espacio lo ocupaba, hasta hace poco, las berlinas, que en la actualidad han sido “desterradas” de los 10 primeros puestos del ranking. De hecho, si durante enero se han vendido 1.921 unidades del Qashqai, el SUV más vendido, tan solo fueron comercializadas 821 unidades del Volkswagenb Passat (la berlina más vendida).

Pero ¿por qué triunfan?

Uno de los factores más determinantes es, sin duda, el diseño. Generalmente, un SUV es más ancho y presenta unas líneas más musculosas que un vehículo equivalente. En el sector automovilístico, un gran tamaño suele asociarse a un buen coche y, sobre todo, a un elevado estatus social. Por otra parte, los SUV presumen de ciertas capacidades todo-terreno aprovechando el creciente interés “aventurero” de algunos usuarios. Nada más lejos de la realidad, pues únicamente nos podremos adentrar por caminos de tierra en buen estado… y poco más. Puedes leer una comparativa aquí. Otras razones de compra pasan por una mayor capacidad de maletero o un mejor acceso/salida del habitáculo.


Peugeot pisa fuerte con su nuevo 508

Sin embargo, algunas marcas siguen apostando decididamente por las berlinas. A los sempiternos Audi, BMW y Mercedes se unen, especialmente, Opel con su Insignia; Volkswagen con su Passat y Peugeot con su nuevo 508.

El diseño, como no podía ser de otra manera, es el gran caballo de batalla de Peugeot. Fuente: netcarshow.com

El frontal del 508 es toda una declaración de intenciones, incorporando los rasgos corporativos de la marca: su imagen “felina”. Peugeot y los fabricantes en general saben que si quieren recuperar parte del terreno perdido con sus berlinas, tienen que entrar por los ojos al consumidor, ya que poco o nada pueden hacer en temas de practicidad o espacio (SUV/monovolumen); economía de uso (urbanos); o polivalencia (compactos).

Gustos aparte, lo cierto es que el nuevo 508 muestra unas líneas esculpidas y trabajadas. Fuente: netcarshow.com

El interior adopta, como no podía ser de otra manera, la tercera generación i-Cockpit. Se caracteriza por un volante realmente pequeño y colocado en una situación más baja que la habitual y por emplazar la instrumentación en un escalón más alto. El objetivo perseguido es centrar la atención en la carretera y diferenciarse por esta vía dentro del (aún) concurrido segmento.

El interior es básicamente el mismo que el del Peugeot 3008, con una instrumentación totalmente digital y una consola que divide los espacios del conductor y acompañante. Fuente: netcarshow.com

El salto adelante en lo que a calidad percibida (que no real) se refiere es evidente. El peculiar puesto de conducción es algo que no agradará a todos los públicos, pero sin duda es algo caracterizador que puede llegar a marcar las diferencias. Con esta renovación, la firma gala termina de implementar en toda su gama el i-Cockpick, a excepción del Peugeot 108 y la Partner (recién renovada por la Rifter).

Motorizaciones y precios

Las mecánicas PureTech de gasolina y BlueHDI diesel son las encargadas de mover al 508, confirmándose una versión híbrida enchufable para el año que viene:

  • BlueHDi 130 S&S 6V
  • BlueHDi 130 S&S EAT8
  • BHDi 160 S&S EAT8
  • PureTech 180 S&S EAT8
  • BlueHDi 180 S&S EAT8
  • PureTech 225 S&S EAT8 (Sólo acabado GT)

Como podemos ver, al menos de momento, la única posibilidad de hacerse con un 508 con cambio manual es adquiriendo la versión diésel de 130 cv. Se trata de una tendencia cada día más evidente, en tanto en cuanto las cajas automáticas cada vez aportan mejores prestaciones, mejor gestión teórica del motor e incluso un menor consumo que las versiones manuales, rompiendo con la tendencia contraria. Los más puristas deberán fijarse en otros modelos (como el fantástico Mazda 6) para hacerse con propulsores atmosféricos y una de las mejores cajas de cambio manuales del mercado. Los precios se estiman que partan de los 25.000€, descuentos aparte.

El cambio manual está en peligro de extinción no solo en el 508, sino en todo el segmento en general. En la imagen, el selector de la caja automática EAT8. Fuente: netcarshow.com

Conclusiones

Peugeot ha dado un verdadero golpe en la mesa con la presentación de su 508. La apuesta por un diseño cupé logrará desviar la atención de compradores que consideran la compra de un SUV. Por otro lado, el i-cockpit y unas dimensiones exteriores “contenidas” (4,70 metros) jugarán a su favor. Recordemos que los Ford Mondeo y Opel Insignia se encuentran en el entorno de los 4,9 metros.

No obstante, habrá que ver qué relación precio/equipamiento acaba ofreciendo, las calidades finales o las características de la esperada versión híbrida. La competencia es feroz. El Octavia brilla por espacio y practicidad; el Passat por imagen y calidad de construcción; el Ford Mondeo por amplitud y chasis; el Opel Insignia por equilibrio entre elegancia y deportividad; el Mazda 6, por sus motorizaciones; el Renault Talisman, por maletero y confort; y el Kia Optima por relación precio/equipamiento. Personalmente creo que el 508 tienen un gran número de papeletas para triunfar apoyándose, principalmente, en su diseño, tanto exterior como interior, con su peculiar disposición de mandos. El precio será el factor decisivo, ya que tan solo las marcas alemanas pueden permitirse el lujo de “fijar” las tarifas que quieran sin ver peligrar sus ventas.

 

Daniel Amor

Daniel Amor

Soy un apasionado del mundo de la automoción desde que tengo uso de razón. Me gustan aquellas marcas que cuentan con personalidad y espíritu propio, y la "vieja escuela", es decir, los coches concebidos para disfrutar al volante. Siento admiración por los Citröen hidroneumáticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.