Abarth 124 Spider VS Fiat 124 Spider: ¿Cuál comprar?

El Abarth 124 Spider, derivado directamente del Fiat 124 Spider, es una auténtica máquina de sensaciones. La pega es que la diferencia de precio entre ambos es considerable.

  • ¿Qué hay detrás de Abarth?
  • ¿Merece la pena pagar la diferencia de precio?

Abarth: ADN de competición

Abarth es un constructor nacido en 1949 en Bolonia, Italia. Desde sus orígenes y hasta la actualidad, se ha dedicado a realizar preparaciones tomando como base modelos de otras marcas, así como a la producción de componentes de competición. No en vano, su andadura comienza produciendo carrocerías para Ferrari y preparaciones de Porsche. Sin embargo, su principal “socio” ha sido y es Fiat. Bajo el sello de Abarth han visto la luz automóviles impresionantes.

Porsche 356 Carrera GTL Abarth (1960)

Italia y Alemania trabajando codo con codo solamente podría tener buenos resultados. 799 kilos; motor bóxer de 4 cilindros opuestos y 1.582 cc colgado del eje posterior; y 128 cv. para un conjunto carente de cualquier tipo de control electrónico.

Porsche 356 Carrera Abarth
El Porsche 356 Carrera Abarth representa la perfección del entusiasta de la conducción, por diseño, concepto, mecánica y pureza.

Fiat Abarth 850 TC (Años 60)

Los años 60 son la mejor época de Abarth en términos de reputación, palmarés y producción. No obstante, los problemas financieros acabaron propiciando que Abarth se fusionase con Fiat en los años 70, convirtiéndose en su preparador oficial. El Fiat Abarth 850 TC –siglas de “Turismo Competizione“– representa el buen hacer de Abarth a partir de un “simple” Seat 600D. El resultado es espectacular. De los 32 cv iniciales, se pasan a 76 alargando la carrera de los cilindros hasta cubicar 847 cc –80 cc. más que el original–.

Fiat Abarth 850 TC
76 caballos para poco más de 600 kilos son sinónimo de una auténtica máquina “ratonera”, muy efectiva en trazados rápidos.

Los Abarth de la era moderna

Desde su fusión, Abarth se ha centrado en vehículos Fiat. Con el paso de los años, el grado de “implicación” ha ido incrementándose, hasta el punto de que Abarth ha pasado de ser un apellido de Fiat, a convertirse  en una marca independiente. En cierta medida, sigue los pasos de Cupra –respecto de Seat– o DS –respecto de Citröen–.

El quid de la cuestión radica en determinar si el grado de personalización y preparación de los coches es lo suficientemente acorde al precio que Abarth pide por ellos. Trataremos de dar respuesta a esta pregunta más adelante.

Fiat Stilo Abarth
El Fiat Stilo Abarth (2005) luce una imagen discreta, pero bajo su capó alberga un motor 2.4 de 5 cilindros, atmosférico y con 170 cv,

 

Abarth Punto 2012
El Abarth Punto (2012), derivado del Fiat Grande Punto, muestra ya un elevado grado de diferenciación, como muestra el hecho de que Abarth deja de ser un “apellido” para convertirse en una marca.

 

Abarth 595
El Abarth 595 (2018), derivado del célebre Fiat 500, es una pequeña bomba de relojería.

Por el momento, Abarth no produce vehículos “propios” sin su equivalente en Fiat. Ahora bien, se trata de modelos diferenciados que califican a Abarth como más que un simple preparador de la marca italiana. De ahí que figure únicamente su logo.

Abarth 124 Spider VS Fiat 124: el juego de las 7 diferencias

El Fiat 124 Spider se lanza al mercado en el 2017 para rememorar al famoso Fiat 124 Sport Spider (1966 – 1985). Diseñado por el prestigioso carrocero Pininfarina, encarnaba la elegancia del diseño italiano a cielo descubierto.

ÉCHALE UN OJO...  Ford Focus Vignale y Active: los trajes del nuevo compacto
Fiat 124 Sport Spider
Con 172.000 unidades comercializadas, el abuelo del actual Fiat 124 destilaba encanto por sus 4 costados

Para reeditarlo, Fiat se alía con Mazda. De este modo, Mazda suministra infinidad de componentes que emplea en su famoso roadster MX-5. Por su parte, el diseño y las motorizaciones son típicamente Fiat. El 124 opta por un posicionamiento más clásico, refinado y elegante. El Mazda MX-5, por su parte, es digno heredero de su saga haciendo alarde de su filosofía “Jinba-Ittai” –la conexión entre Hombre y Máquina– y sus inconfundibles rasgos nipones.

Fiat 124 Spider VS Mazda MX-5
El interior de ambos modelos es idéntico: mismo volante, mismos mandos para la climatización, idéntica pantalla multimedia… Tan solo cambia el logo y ciertos tapizados.

Sí, en efecto. El Fiat 124 Spider comparte infinidad de componentes con el mítico Mazda MX-5. Es el precio que hay que pagar para hacer posible la existencia tanto del Fiat como del Abarth 124 Spider.

Fiat 124 Spider: datos técnicos.

  • Dimensiones: 4,05/1,74/1,23 –largo/ancho/alto–.
  • Peso: 1.125 kg –unos 100 kilos más pesado que un Mazda MX-5 equivalente–.
  • Maletero: 140 litros; depósito de 45 litros de capacidad.
  • Motor: un único propulsor disponible, de 1.4 litros de cilindrada, gasolina, 4 cilindros, turbo, 140 cv y 240 Nm de par máximo. Tracción trasera.
  • Caja de cambios: manual de 6 velocidades –no hay disponible caja automática–, de recorridos cortos y tacto metálico, “heredada” del Mazda MX-5.
  • Velocidad máxima: 215 km/h.
  • Aceleración 0-100 km/h: 7,5 segundos.
  • Tarifa oficial: 25.990€ –acabado base–y 27.990€ –acabado Lusso–.
  • El acabado Lusso incluye, por 2000€ más: barras antivuelco cromadas, climatizador, doble salida de escape cromada, faros antiniebla, llantas de 17″ y tapicería de cuero.

Abarth 124 Spider: datos técnicos

  • Dimensiones: idénticas, con 4,05/1,74/1,23 –largo/ancho/alto–.
  • Peso: 1.060 kilos –es unos 60 kilos más ligero que el Fiat–.
  • Maletero: se mantiene igual, con 140 litros.
  • Motor: comparte el mismo bloque con el Fiat, pero potenciado a 170 cv –30 más– y entregando 10 Nm adicionales de par motor. Tracción trasera.
  • Caja de cambios: manual de 6 marchas y disponible, también, una automática de 6 relaciones de convertidor de par. Ambas procedentes de Mazda.
  • Velocidad máxima: 229/232 km/h –automático y manual, respectivamente–.
  • Aceleración 0-100 km/h: 6,9 segundos.
  • Tarifa oficial: Desde 34.300€ –acabado base– hasta los 43.400€ de a versión GT con cambio automático.
  • Equipamiento destacado –según versiones–:
    • Salida de escape Record Monza cuádruple.
    • Llantas Abarth Corsa de 17″.
    • Asientos Sabelt.
    • Techo y retrovisores en fibra de carbono.
    • Equipo de sonido BOSE.
    • Volante Performance…

El ADN de Abarth está claramente patente en aspectos como un peso considerablemente menor respecto al Fiat; equipamiento específico de competición; o un motor potenciado y profundamente revisado.

 

ÉCHALE UN OJO...  Seat Ibiza o Volkswagen Polo, ¿Cuál elegir?

¿Un Fiat 124 maquillado?

Podemos pensar que el Abarth es una versión “tuneada” del Fiat 124 al equipar componentes de competición de lo más reputados fabricantes. Ciertamente, la estética del Abarth 124 Spider está bastante elaborada respecto al Fiat, y dicho equipamiento deportivo contribuye a aumentar notablemente las sensaciones al volante. Sin embargo, lo importante está en su interior y en la mano de los ingenieros de la firma.


Abarth 124 Spider capó
El apartado estético es tan solo una pequeña parte de lo que puede ofrecer el Abarth 124 Spider respecto al Fiat.

 

Abarth 124 Spider interior
El interior también recibe materiales específicos, como el alcántara de la plancha, destacando el detalle en rojo del centrado del volante, muy racing.

Así pues, el Abarth se diferencia en elementos específicos como los siguientes:

  • Barras antivuelco más rígidas.
  • Amortiguadores Bilstein con un tarado más duro.
  • Frenos Brembo con discos de aluminio.
  • Un reparto de pesos perfecto de 50/50 delante y detrás.
  • Ajustes en el chasis y en la calibración de la dirección y del diferencial.
  • Los 30 cv extra del motor 1.4 MultiAir.
  • …y el sistema de escape específico Record Monza en compañía de las mencionadas 4 salidas de escape. El sonido es sencillamente brutal:

En otras palabras, las diferencias son bastante más acentuadas de lo que se pueda pensar en un principio. No se limitan únicamente a elementos que podríamos añadir a posteriori en el Fiat 124, como los asientos o las llantas, sino que la involucración de Abarth es considerable y afecta a prácticamente todos los puntos mecánicos del coche.

El Abarth 124 Spider es más que la “versión deportiva” del Fiat. Dinámica y estéticamente, las diferencias son considerables, pues mientras el Fiat 124 tiene un carácter más dócil, el Abarth es una auténtica máquina de competición.

¿El Abarth 124 Spider merece la pena?

Sí y no. Queda patente que el Abarth tiene argumentos suficientes como para justificar, de entrada, la diferencia de precio respecto al Fiat 124. Sea como fuere, los 10.000€ de diferencia entre ambos se antojan excesivos, por lo que la imagen de marca y el apartado estético terminarán por decantar la balanza hacia uno u otro modelo.

Teniendo en cuenta que el Fiat ya es un modelo exclusivo per se, pues es un coche pasional destinado al ocio y disfrute de su conductor, el Abarth 124 Spider acentúa aún más si cabe esta faceta de exclusividad. Por otra parte, no cabe olvidar el legado e historia de Abarth, algo que confiere una gran carisma al modelo.

ÉCHALE UN OJO...  Suzuki Swift Sport: lobo con piel de cordero

El rival del Abarth no es el Fiat, sino el Mazda MX-5

A pesar de que es genéticamente idéntico al Fiat, el gran rival del Abarth 124 Spider es el MX-5. Con su reciente remodelación, Mazda ha mejorado uno de sus principales puntos débiles: la potencia de su propulsor 2.0 atmosférico. Así, la versión del MX-5 equipada con este motor ofrece 184 cv, 14 más que el Abarth. También se revisan ajustes del chasis, suspensiones y dirección para ofrecer un conjunto aún más eficaz.

Por tanto, el Mazda MX-5 2.0 SkyActiv-G 184 Zenith –32.890€–, está en condiciones de rivalizar directamente con el Abarth en términos de prestaciones; sensaciones al volante; equipamiento; comportamiento; y, sobre todo, por precio, inferior incluso al del Abarth 124 Spider más básico.

Mazda MX-5 30 Aniversario
El Mazda MX-5, en su versión más prestacional de 184 cv, puede poner en serios aprietos al “radical” Abarth 124 Spider, costando un 20% menos, aunque no es tal radical como él.

Conclusiones

Partiendo de la premisa de que tanto el Fiat como el Abarth son coches de capricho –al igual que el Mazda MX-5–, su posicionamiento sería el siguiente:

Fiat 124 Spider

Es el que tiene el planteamiento más “cómodo” del trío y el de trazos más elegantes, sin que deje de ser un coche prestacional y efectivo. Es la opción ideal para aquel comprador que le guste especialmente su diseño. Por prestaciones/sensaciones, está un paso por detrás del MX-5 costando lo mismo.

Abarth 124 Spider

Si la diferencia de precio no es impedimento, el Abarth es la opción más radical y efectiva. A esto debemos añadirle el factor imagen de marca de Abarth y su posible revalorización en el futuro.

Mazda MX-5

El roadster más vendido del mundo es una compra prácticamente perfecta. Efectivo, bien equipado, con carisma y con una tarifa al nivel del Fiat 124 Spider. Gustos estéticos aparte, es la opción ideal para el entusiasta de la conducción que no precise de la radicalidad del Abarth… y no confiera valor a la estética del Fiat.

El Fiat y el Abarth son, en esencia, el mismo coche. Pero la personalización, ajustes, calibración y equipamiento deportivo sello de la casa hacen del Abarth 124 Spider una auténtica máquina de competición que justifican, al menos en parte, la gran diferencia de precio entre ambos. Para todo lo demás, el Mazda MX-5 es la opción segura.

 

Si te gusta, ¡dale y comparte!

Daniel Amor

Daniel Amor

Soy un apasionado del mundo de la automoción desde que tengo uso de razón. Me gustan aquellas marcas que cuentan con personalidad y espíritu propio, y la "vieja escuela", es decir, los coches concebidos para disfrutar al volante. Siento admiración por los Citröen hidroneumáticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.