Comparativa Volkswagen Golf – T Roc. ¿Merece la pena comprar un SUV?

Están de moda. Tanto que han puesto en jaque al segmento D (las berlinas de toda la vida). Los SUV (Sport Utility Vehicle), o erróneamente llamados “todoterrenos”, han llegado para quedarse y la mayoría de las marcas se han rendido a la evidencia contando con una amplia oferta en su catálogo. En esta ocasión, comparamos el Golf y el T-Roc.

  • ¿Merece la pena –objetivamente hablando– la compra de uno de estos vehículos?
  • ¿Hasta qué punto su compra es racional?
  • ¿Cuánto nos costará mantenerlo?

¿Qué es realmente un SUV?

En primer lugar hay que tener claro qué es un SUV. Coloquialmente, es “algo parecido a un todoterreno” pero que en realidad no lo es, limitándose a ofrecer una carrocería sobreelevada y ciertos elementos decorativos que le otorgan cierta apariencia campera (barras en el techo, protecciones en los pasos de ruedas, mayor altura libre al suelo…). El arquetipo en España lo representa el Nissan Qashqai (el pionero)… acompañado del Renault Captur, Peugeot 2008/3008, Kia Sportage, Hyundai Tucson, Volkswagen T-Roc, Audi Q3 y Q5, BMW X2, Ford EcoSport, DS 7 Crossback, Citröen C3 Aircross… entre un larguísimo etc.

Nissan Qashqai, SUV más vendido en España desde el 2007.

El juego de las apariencias: los crossover.

Existe una clase más “descafeinada” que los SUV: los crossover, que, a diferencia de los SUV, que no derivan de ningún otro modelo, se trata de una versión de un determinado modelo con aspecto “campero”, más light incluso que el de los SUV. Veamos un ejemplo:

Volvo V90 Familiar  “normal”.
Volvo V90 Cross Country.

 

 

 

 

 

DS4 “normal”
DS4 Crossback. Las diferencias son meramente estéticas.

Los todoterreno de verdad.

Por último, se encuentran los verdaderos todoterreno, los de toda la vida, en claro retroceso. Vehículos robustos verdaderamente pensandos para transitar por terrenos realmente complicados o para el trabajo más exigente, con soluciones técnicas especialmente pensadas para ello. La más importante, la tracción integral (4×4), bloqueos de diferencial, una gran altura libre al suelo, amplios recorridos de la suspensión, protecciones de cárter, caja de cambios, etc. Uno de los más icónicos es el Land Rover Defender, que acaba de dejar de fabricarse:

Defender. Un todoterreno de los de verdad.

Comparativa: Volkswagen Golf VS T-Roc.

Volvamos a centrarnos en los SUV y a intentar dar respuesta a las preguntas del encabezado. Para ello, vamos a exponer un caso práctico comparativo eligiendo como candidatos dos modelos equivalentes por tamaño, segmento y planteamiento de la misma marca: Volkswagen Golf y Vokswagen T-Roc (la versión “SUV” del Golf). Respectivamente:

Dimensiones:

  •   Golf: 425x179x149, (380 litros de maletero).
  •   T-Roc: 423 x181x157 (392/445 litros -versiones 4×4 y delantera, respectivamente-).

  ⇒ Como vemos dimensiones prácticamente calcadas, aunque el T-Roc aparente una imagen mucho más musculosa, es decir, parece “más coche” (oro parece, plátano es).

Precio (igualdad de acabado y motor):

  • Golf: 21.860€, Volkswagen Golf 1.0TSI BMT Advance.
  • T-Roc: 23.875€, Volkswagen T-Roc 1.0 TSI Advance.

  ⇒ Diferencia de 2.000€ a favor del Golf en condiciones de igualdad.

Aspectos diferenciales:

  • Golf: Cuenta con una gama más amplia, con versiones de hasta 300cv (Golf R,  Golf GTI, Golf eléctrico GTE, etc.).
  • T-Roc: contará con versiones con tracción integral (algo poco habitual en un SUV de su segmento), modos de conducción “off-road” (en realidad, se trata de una simple gestión en la electrónica sobre el cambio y la tracción), altura libre al suelo algo mayor y alguna opción más de personalización del interior (molduras y techo de colores).

Economía:

  • Consumo oficial Golf 1.0 TSI BMT Advance: 4,8 litros/100km.
  • Consumo oficial T-Roc 1.0 TSI Advance: 5,1 itros/100 km.
  • Cambio 1 neumático Golf 1.0 TSI Advance: 65€ aprox.
  • Cambio 1 neumático T-Roc 1.0 TSI Advance: 100€ aprox
  • Seguro a todo riesgo Golf: aprox. 550€, para un todo riesgo sin franquicia.
  • Seguro a todo riesgo T-Roc: 675€, para un todo riesgo sin franquicia.

Aspecto dinámico:

  • Golf 1.0 TSI BMT Advance: Vel. máxima de 196 km/h y aceleración 0-100 de 9,9 seg.
  • T-Roc 1.0 TSI Advance: Vel. máxima de 187 km/h y 10,1 seg,
  • Peso de 1.141 y 1.195 kg para Golf y T-Roc respectivamente.

Como vemos, las diferencias entre ambos son mínimas, aunque habitualmente suelen ser más acusadas.  Un SUV pesa siempre más, tiene peor aerodinámica, un centro de gravedad más alto y neumáticos de mayor anchura que no favorecen las prestaciones.

Por otra parte, esa altura extra determina una mejor perspectiva de visibilidad desde el puesto de conducción, que no se ha de traducir necesariamente en ver mejor y, tambíén, un teórico mejor acceso a los asientos para las personas de edad más avanzada o con problemas musculares. La mayor altura y anchura de estos vehículos también ofrecen un maletero mayor.

Conclusiones.

Los vehículos SUV han nacido para satisfacer, principalmente, dos necesidades: por una parte, la conjugación de una mayor modularidad, espacio y (a veces) practicidad respecto de un vehículo del Segmento C (un Golf, Astra, Focus…) y D (las berlinas tradicionales); por otra, las marcas pioneras en lanzar este tipo de vehículos han detectado, con gran acierto, los cambios de preferencias del consumidor. Si bien en los años 80 y 90 el apartado puramente mecánico era primordial. Actualmente, han cobrado mayor importancia nuevos atributos y necesidades, como el diseño, la “necesidad” de “tener más coche” o disponer de un vehículo con aspecto campero que se identifique con el espíritu aventurero de algunos compradores.

Además, es necesario tener en cuenta que la oferta actual de automóviles cada vez es más homogénea y parecida, pues la inmensa mayoría de las marcas comparten motores, plataformas y componentes, por lo que ofrecer un diseño diferenciado (aunque el coche en realidad sea el mismo) o apelar a emociones y sentimientos es algo crucial para las marcas hoy en día.

En este sentido, los SUV se adaptan estupendamente a este cambio en las necesidades del consumidor, pues ofrecen una imagen de “más coche” (sabemos lo importante que son las apariencias) e incluso ofrecen ciertas posibilidades fuera del asfalto para un sector de compradores aventureros que cada vez viaja y socializa más.

Ahora bien, ha de quedar claro que técnicamente hablando un SUV no es una compra racional. Cuestan más, consumen más, corren menos y peor y su mantenimiento es más caro. En contrapartida, ofrecen mayor espacio y un mejor acceso al interior y ciertas capacidades off-road (aunque muy limitadas). Entonces, ¿Es una compra racional desde el punto de vista emocional? La respuesta es que no son ni mejores ni peores compras que un vehículo tradicional: todo dependerá de nuestras necesidades (reales o provocadas) y de nuestras preferencias.

Daniel Amor

Daniel Amor

Soy un apasionado del mundo de la automoción desde que tengo uso de razón. Me gustan aquellas marcas que cuentan con personalidad y espíritu propio, y la "vieja escuela", es decir, los coches concebidos para disfrutar al volante. Siento admiración por los Citröen hidroneumáticos.

2 comentarios en “Comparativa Volkswagen Golf – T Roc. ¿Merece la pena comprar un SUV?”

    1. Gracias Hermindo, se trata de aportar una visión del tema lo más imparcial posible y que sea el consumidor final quien tome sus propias decisiones. Hoy día existe tal variedad de compradores diferentes que no hay “buenas o malas compras”. Lo que se trata es que el sujeto compre adecuando sus decisiones a sus verdaderas necesidades, y no solamente a aquellas que las marcas nos generan sin necesidad (www.brandingfacts.com).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.