0

Cupra Ateca VS Seat Ateca FR ¿Merece la pena el Cupra?

La marca Cupra se «separa» de Seat para posicionarse como la referencia en deportividad y sensaciones al volante. El Cupra Ateca, basado en el Seat Ateca, es el primer exponente de la firma.

  • ¿Qué hay realmente detrás de la marca Cupra?
  • ¿Se justifica la diferencia de precio frente a un Seat Ateca FR?

Cupra Ateca: la continuación de una estirpe

La sigla FR empleada tradicionalmente por Seat denota las versiones más deportivas, tanto estética como prestacionalmente. Hasta ahora, la denominación Cupra –que significa «CUP-Racing»– se reservaba a las variantes más radicales. Sin duda alguna, tienen el honor de nombrar a auténticos coches emblemáticos de Seat, auténticas joyas que serán –y son– objeto de adoración para los amantes del automóvil.  Los Seat Ibiza Cupra y León Cupra representan el mejor hacer de Seat en el terreno deportivo y pasional. Auténticos lobos con piel de cordero.

El primer Seat Ibiza Cupra (1996) montaba un propulsor 2.0 atmosférico de 150 cv que le impulsaba a 100 km/h en apenas 8 segundos. La versión GTI se conformaba con `solo´ 115 cv.

Cupra como marca independiente

Desde el año pasado –2018–, Cupra pasa de ser una mera denominación al servicio de Seat para ser una marca totalmente independiente. En un inicio, los Cupra tomarán modelos de Seat tal cual, realizando ajustes y personalización propios. En otras palabras, el Cupra Ateca, primer modelo de la nueva firma, es, en esencia, un Seat Ateca, solo que con el célebre motor 2.0 TSI de 300 cv. bajo el capó y unos reglajes de suspensión, eléctronica de motor y parámetros específicos.

No obstante, Cupra planea el lanzamiento de modelos propios que no tengan reflejo en Seat. Es decir, modelos puramente Cupra, sin perjuicio de adoptar las mecánicas y plataformas del Grupo VAG, del que forman parte Seat, Cupra, Volkswagen, Skoda, Audi, etc. De hecho, acaba de presentar el Cupra Formentor, un prometedor SUV con variante híbrida enchufable. Por su parte, el Seat León Cupra R será el último Seat con este apellido antes de la segregación de Cupra como firma independiente.

En sus inicios, la marca Cupra adopta modelos de Seat para «ajustarlos» y dotarlos del comportamiento más deportivo y radical posible. Pero muy pronto veremos modelos de cuño propio que no tendrán un equivalente en la marca española

Seat León Cupra R (2018), último Seat con esta denominación. Hace honor a la misma por los detalles en color cobre en paragolpes, insignia, llantas y retrovisores. 310 cv se esconde debajo del capó.

Cupra Ateca: carta de presentación

Una cosa es que el Cupra Ateca derive directamente de su hermano de Seat. Y otra muy distinta es afirmar que el Cupra Ateca sea un mero Seat Ateca «potenciado». Bajo sus entrañas, monta el propulsor 2.0 TSI gasolina de 4 cilindros, turbo y 300 cv, no disponible en el Ateca, Éste ha de conformarse, como máximo, con los 190 cv que entregan los motores 2.0 EcoTSI de gasolina, y el 2.0 TDI.

ÉCHALE UN OJO...  Razones para comprar el Fiat Tipo ¿Merece la pena?

Adicionalmente, las suspensiones –amortiguador y barras estabilizadoras– cuentan con ajustes propios; los discos de freno cuentan en el caso del Cupra con unos generosos 340 y 310 mm. para los delanteros y traseros, respectivamente, por 312 y 272 mm del Ateca más prestacional; y el sistema de escape del Cupra, con 4 salidas reales independientes, es imposible de encontrar en el Ateca.

Estéticamente, las diferencias son sutiles. Aparte de las referidas 4 salidas de escape, tan solo el controvertido logo de Cupra, coronado por la propia palabra tanto en el fronta como la zaga, lo delatan. En el interior apenas hay cambios. De nuevo el logo del volante, y poco más, nos hacen ver que estamos a los mandos del Cupra.

La parrilla específica, el logo y la palabra Cupra coronan el frontal del Cupra Ateca.

En el interior, tan solo el logo del volante nos hace presagiar que estamos en un Cupra. Por lo demás, es idéntico al Ateca.

El Seat Ateca, en su acabado FR, luce una línea exterior indudablemente atractiva, aún sin llegar a la radicalización del Cupra.

Ficha técnica Cupra Ateca

  • Motor: 2.0 TSI gasolina, 4 cilindros, turbo, 300 cv y 400 nm de par máximo. Euro 6, con Etiqueta C de la DGT. 168 gramos CO2 por kilómetro.
  • Caja de cambios: Automática DSG de 7 velocidades –doble embrague–, con levas tras el volante.
  • Suspensiones: McPherson delante y paralelo deformable en el eje trasero.
  • Tracción integral 4 Drive gestionada electrónicamente.
  • Peso: 1615 kg.
  • Velocidad máxima: 247 km/h.
  • Aceleración 0-100 km/h: 5,2 segundos.
  • Consumo medio homologado: 7,4 litros/100 km.
  • Precio oficial: 44.900€.

Ficha técnica Seat Ateca 2.0 EcoTSI

  • Motor: 2,0 EcoTsi gasolina, 4 cilindros, turbo, 190 cv y 320 nm de par máximo. Euro 6, con Etiqueta C de la DGT.
  • 159 gramos de CO2 por kilómetro.
  • Caja de cambios: Automática DSG de 7 velocidades –doble embrague–, con levas tras el volante.
  • Suspensiones: McPherson delante y paralelo deformable en el eje trasero.
  • Tracción integral 4 Drive gestionada electrónicamente
  • Peso: 1.536 kg.
  • Velocidad máxima: 212 km/h.
  • Aceleración 0.100 km/h: 7,9 segundos.
  • Consumo medio homologado: 7,0 litros/100 km.
  • Precio oficial: 32.000€.
119,99€
in stock
1 Nuevo Desde 119,99€
1 Usado Desde 108,18€
Amazon.es
Envío gratuito
Última actualización: 23 junio, 2019 23:47

¿Está justificado el sobreprecio del Cupra Ateca?

Lógicamente, ambos modelos no son rivales directos por su posicionamiento y potencia. La cuestión pasa por determinar si los 13.000€ de sobrecoste del Cupra Ateca están justificados. De un lado, nos llevamos un SUV con 300 cv, rivalizando directamente con el Alfa Romeo Stelvio Veloce, con 280 cv; el BMW X2 M35i, de 306 cv; el Jaguar E Pace P300 AWD Auto; o el Volvo XC60 T6 AWD Momentum, con 310 cv. Respecto a éstos, el Cupra Ateca es de media unos 15.000€ más barato, por lo que se posiciona muy bien en este aspecto.

ÉCHALE UN OJO...  Nuevo Suzuki Jimny, último mohicano

Por otra parte, el equipamiento del Cupra es exquisito. Los faros Full LED, la instrumentación digital configurable, el sistema de info-entretenimiento más completo de Seat con pantalla de 8 pulgadas, reconocimiento de voz… entre otras muchas cosas, son de serie. En este sentido, respecto al Seat Ateca FR no hay grandes diferencias. Puede equipar casi todo lo que puede montar el Cupra Ateca, a excepción de las llantas específicas de 19 pulgadas o las 4 salidas de escape, entre otros detalles menores.


Las 4 salidas de escape y el difusor trasero dotan de una gran personalidad –y diferenciación–al Cupra Ateca. Imagen de NetCarShow.com

La imagen de marca de Cupra aún está en el horno…

En otras palabras, dado que no hay diferencias sustanciales en el equipamiento, y el chasis/plataforma y casi todos los componentes del interior son iguales, estaremos pagando por motor –excelente en todos los sentidos– y los ajustes específicos que brindan los ingenieros de Cupra.

El elemento restante de la ecuación viene de la mano de la propia «exclusividad» de Cupra. Al acabar de nacer, todavía no goza de difusión entre el público general. No obstante, la sigla Cupra cuenta con un reconocimiento impecable en el sector. El quid de la cuestión radica en que el Cupra Ateca quizás no se diferencia lo suficiente de su hermano de Seat, básicamente porque son «el mismo coche». Como se comentaba, en el interior apenas el logo nos dice en un primer golpe de vista que estamos ante el Cupra Ateca.

En el exterior, las diferencias, aunque siguen siendo sutiles, son más palpables, pero igualmente podrían adoptarse otros elementos caracterizados que nos dejen entrever que estamos ante un coche especial, por ejemplo, dotándole de detalles en el color cobre de la marca tal y como hace el Seat León Cupra R.

El interior del Cupra Ateca peca de falta de personalización. Algo ciertamente comprensible porque ambos modelos son en esencia el mismo coche. No obstante, alguien que pague 13.000€ de sobreprecio le dará especial importancia a la diferenciación y exclusividad que la sigla Cupra puede brindar.

Veredicto: ¿Merece la pena el Cupra Ateca?

Desde un punto de vista objetivo, . Básicamente porque el motor 2.0 TSI de 300 cv es una auténtica maravilla. El exterior está lo suficientemente «diferenciado» respecto al Seat Ateca. Y el equipamiento es máximo. Además, resulta bastante más económico que sus rivales directos: por relación calidad/precio no tiene parangón.

ÉCHALE UN OJO...  Mazda, una marca de las que ya no quedan

La guinda del pastel hubiera sido una diferenciación mayor, sobre todo en el interior. Algo que traslade a su posible comprador ante la percepción de que se encuentra ante algo más que un «Ateca vitaminado». Sin duda los futuros modelos de la marca suprimirán este defecto.

El Cupra Ateca no tiene rival en relación precio/potencia/producto. Se trata de una buena alternativa para quienes quieran tener un coche polivalente pero con aspecto SUV. Si este último aspecto no es determinante, el Seat Leon Cupra ST –familiar– es todavía mejor opción.

Si te gusta, ¡dale y comparte!

Daniel Amor

Daniel Amor

Soy un apasionado del mundo de la automoción desde que tengo uso de razón. Me gustan aquellas marcas que cuentan con personalidad y espíritu propio, y la "vieja escuela", es decir, los coches concebidos para disfrutar al volante. Siento admiración por los Citröen hidroneumáticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.