Hyundai Ioniq híbrido, ¿Por qué comprarlo?

Hasta hace poco, el Toyota Prius ostentaba la hegemonía entre los vehículos híbridos. Pero las restricciones a la circulación y la demonización del diésel están favoreciendo la aparición de cada vez más modelos. La firma surcoreana presenta su propia propuesta: el Hyundai Ioniq híbrido, disponible ahora también en versión híbrida enchufable y eléctrica 100%.

¿Por qué el Ioniq híbrido es una interesante alternativa?

Híbridos: los hay de todos los colores

Un vehículo se considera híbrido cuando incorpora dos “combustibles” diferentes, con un propulsor o propulsores encaminados a tal fin. Así, un vehículo impulsado por GLP o GNC –Gas natural– es híbrido, porque utiliza indistintamente gasolina y GLP o GNC. Por supuesto, los coches que utilizan la electricidad en el sentido más amplio del término también son merecedores de la etiqueta de “híbrido”. Así, tenemos:

  • Vehículos “mild-hybrid” o híbridos ligeros. Cuentan con un motor tradicional y un pequeño motor eléctrico que se encarga de “mover” elementos auxiliares del coche: motor de arranque, aire acondicionado, etc. Son relativamente novedosos y aún escasos en el mercado español. Los Audi A6/A8, Suzuki Swift o Mercedes C200 son los pioneros.
  • Híbridos tradicionales: el motor eléctrico “asiste” al de combustión en fases de aceleración o cuando se circula despacio. El motor eléctrico puede iniciar por sí solo la marcha. Destacan por conseguir consumos realmente bajos en ciudad.
  • Híbridos enchufables: Disponen de una batería de mayor capacidad y normalmente pueden circular en modo totalmente eléctrico hasta 50km. Llevan la etiqueta Cero de la DGT.
  • Híbridos GLP y GNC: es decir, vehículos con motor de combustión que puede funcionar tanto con gasolina como con GLP/GNC.

El Hyundai Ioniq híbrido se encuadra en la segunda categoría. Por tanto, cuenta con un motor –gasolina en este caso– que es “ayudado” por otro eléctrico.

Hyundai Ioniq híbrido

Ficha técnica

  • Motor de combustión: 1.6 litros atmosférico, gasolina, 4 cilindros, 105 cv de potencia y 265 Nm de par.
  • Motor eléctrico: 44 cv de potencia a 1.758 revoluciones, en posición delantera transversal, 240V.
  • Batería: de polímeros de litio en ubicacion central-trasera, con capacidad de 1,56 KW/h.
  • Tracción: delantera.
  • Caja de cambios: automática de 6 velocidades y doble embrague.
  • Dimensiones –largo/ancho/alto–: 4,47/1,82/1,45 metros.
  • Maletero: 443 litros.
  • Consumo oficial –urbano/extraurbano/medio–: 3,4/3,6/3,4 litros/100 km.
  • Precio: desde unos 23.000€ para el acabado básico Klass.
    • Híbrido enchufable: desde 35.000€.
    • Eléctrico 100%: desde 34.500€.

Principales virtudes

Precio razonablemente competitivo

Por 23.000€ podemos encontrar modelos similares al Hyundai Ioniq híbrido ECO:

  • Versión a GLP del Opel Mokka, con motor gasolina de 140 cv. Disponible desde unos 21.500€.
  • Fiat Tipo 1.4 T-Jet GLP SW por unos 18.500€. Puedes leer su revisión aquí.
  • El polivalente Skoda Octavia en su versión de Gas Natural –GNC– por unos 25.000€.
  • El famoso Toyota Prius, híbrido, desde unos 29.900€.
  • Su primo-hermano, el híbrido KIA Niro, con el que comparte mecánica. y plataforma. Desde 23.000€.
El principal rival del Ioniq es el KIA Niro, que es mecánicamente igual, pero con carrocería SUV. Por esta circunstancia, corre un poco menos y consume algo más, sin ser mucho má espacioso. Ahora también con versión eléctrica.

Por espacio, planteamiento y prestaciones, el Hyundai Ioniq híbrido muestra una buena relación calidad/precio. Como es habitual en los modelos coreanos, el equipamiento de serie es bastante completo, dejando muy pocas opciones al comprador.

Un cambio automático de doble embrague

Esta sea, quizás, su cualidad más reseñable. Equipar una caja automática de este tipo se traduce en rapidez en los cambios, una adecuada gestión del giro del motor y que el Ioniq híbrido se conduzca como cualquier turismo de gasolina convencional. Los modelos nipones –Toyota, Lexus…– equipan cajas de tipo variador continuo, que revolucionan más el motor cuando se circula por carretera o autopista, elevando el consumo y la sonoridad. En este sentido, son ideales en ciudad, pero no tanto fuera de ella.

Espacio y maletero decentes

Las baterías y el propio sistema de los vehículos híbridos suelen comprometer el espacio interior. No es el caso del Hyundai Ioniq híbrido. Pese a sus dimensiones contenidas –4,47 metros de largo– ofrece unos respetables 443 litros de maletero y buenas cotas para 4 ocupantes.

Entonces, ¿El Hyundai Ioniq híbrido es una buena compra?

Quede claro  que el Ioniq híbrido es un buen producto. No obstante, la competencia aprieta fuerte y por un precio similar podemos encontrar varias alternativas con la etiqueta ECO eso sí, movidas por GLP o GNC. Si lo que buscamos es un híbrido económico, con suficiente espacio y prestaciones y con el que no tengamos que preocuparnos por los escenarios de alta contaminación, el Ioniq es una compra racional y acertada. Por ello, es una buena opción para aquellos que residan en Madrid, Barcelona o circulemos más de un 70% por ciudad. En caso contrario, es más adecuado plantearse la compra de un gasolina o diésel –si superamos los 30.000 km/año por carretera/autopista–.

Al Hyundai Ioniq híbrido se le pueden poner pocas pegas. Su maletero es capaz, no es más caro que un homólogo de gasolina y es fácil obtener consumos en ciudad por debajo de 5 litros. Su caja automática de doble embrague marca las diferencias porque se conduce como cualquier otro coche. A ello hay que sumar las ventajas de contar con la pegatina ECO de la DGT.

Video-review de parte de Coches.net:

 

 

 

 

Daniel Amor

Daniel Amor

Soy un apasionado del mundo de la automoción desde que tengo uso de razón. Me gustan aquellas marcas que cuentan con personalidad y espíritu propio, y la "vieja escuela", es decir, los coches concebidos para disfrutar al volante. Siento admiración por los Citröen hidroneumáticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.