Nuevo Suzuki Jimny, último mohicano

Vivimos en una época donde los SUV –siendo el Nissan Qashqai el pionero– copan todo el protagonismo. Los grandes damnificados han sido las tradicionales berlinas, los monovolúmenes y los todo terreno de “toda la vida”. No obstante, el nuevo Suzuki Jimny permanece fiel a su esencia y sigue siendo un todo terreno con mayúsculas.

El mercado manda

La dinámica del mercado, como no podría ser de otra manera, se rige por la Ley de la Oferta y la Demanda. Por esta razón, el público que demanda coches pasionales y puristas está en sus horas más bajas. En los últimos años estamos asistiendo a una verdadera colonización de los SUV, esto es, de vehículos con aspecto “todo terreno” pero que son precisamente eso, aspecto y apariencia, en detrimento de coches a priori más racionales, como una berlina tradicional.

El diseño, el apartado emocional y los gadgets tecnológicos es lo que vende hoy en día. Los puristas lo tendrán cada vez más difícil para encontrar un modelo que satisfaga sus necesidades

Como sabemos, las preferencias del consumidor han cambiado drásticamente en los últimos años. La técnica y el apartado puramente mecánico han dejado paso al diseño y las cualidades tecnológicas y de conectividad. En otras palabras, muchos consumidores deciden sus compras en función de “lo bonito” que sea un coche, ignorando lo que hay en las entrañas de cada modelo. No se trata de una perspectiva de compra ni mejor ni peor, pero sí muy diferente. Y obviamente, el mercado y los grandes constructores acompasan sus decisiones en función de esta dinámica. Sin embargo, el Suzuki  Jimny, junto a otras escasísimas opciones, anteponen la tradición y su más pura esencia a estos criterios, eso sí, a precios muy diferentes.

Los todoterreno de verdad, en peligro de extinción

Si hay un colectivo de conductores especialmente perjudicado por esta nueva tendencia del mercado, es el de todo terreno tradicionales. Hablamos de vehículos con verdaderas capacidades off-road que permiten a su conductor aventurarse, con totales garantías, por todo tipo de trialeras y terreno forestal. Hace 20 años, la oferta de este tipo de vehículos era razonablemente amplia. Así, podíamos adquirir todo un “pura sangre” como lo es el Lada Niva por menos de 2.000.000 (12.000€) de las antiguas pesetas hasta los majestuosos Land Rover Range Rover o el incombustible Mercedes-Benz Clase G, que holgadamente superaban –y superan– los 10 o 15 millones (60.000-90.000€, respectivamente).

Lo cierto es que en la actualidad, la oferta se ha reducido en un 90%. Actualmente, los modelos se reducen a:

  • El veterano Mitsubishi Montero: desde 39.700€.
  • Toyota Land Cruiser, todo terreno por excelencia en todo el Mundo, también desde unos 40.000€.
  • Ssanyong Rexton: partiendo su precio desde unos 30.000€.
  • Mercedes-Benz GLE: tarifa base en 75.000€.
  • El renovado Mercedes-Benz Clase G, referente desde 1979: desde 125.000€.
  • El icónico Jeep Wrangler, cuyos precios abarcan desde lo 35.000 hasta los 54.000€.
  • …Y los míticos Land Rover “pura sangre”, como el Discovery y Range Rover, cuyas tarifas de inicio se fijan en, respectivamente, los 68.000 y 73.000€, respectivamente.

Si queremos adquirir un vehículo todoterreno de verdad, tenemos tres opciones: desembolsar una gran suma de dinero (a partir de 40.000€); acudir al mercado de segunda mano; o bien, fijarnos en el nuevo Suzuki Jimny.

Los todoterrenos “puros” solamente están al alcance de los bolsillos más pudientes. Afortunadamente, Suzuki pone a nuestra disposicion su Jimny por unos 15.000€

Nuevo Suzuki Jimny, fiel a su esencia

Si nuestro presupuesto no es muy dilatado, la única opción que nos resta es adquirir el nuevo Suzuki Jimny. Tras 20 años sin renovaciones sgnificativas, el fabricante nipón pone a nuestra disposición una generación completamente nueva.

Ficha técnica

  • 3,65 metros de largo y 2,25 metros de distancia entre ejes.
  • Altura libre al suelo de 21 centímetros.
  • Un único propulsor de gasolina de 1.5 litros, atmosférico, de 105 cv.
  • Dos cajas de cambio: una manual, de 5 relaciones, y otra automática de 4 marchas.
  • Un contenido peso alrededor de los 1.100 kilos, clave para una excelente aptitud off-road.
  • 4 plazas… y un maletero testimonial de 85 litros… ampliables hasta los 830 en caso de abatir los dos asientos posteriores.

Como podemos ver, y a diferencia de otros modelos que se han “suavizado”, como la nueva generación del Suzuki Vitara, que ha pasado de ser un verdadero TT a otro SUV más, o el carismático Land Rover Defender, que directamente ha desaparecido, el Jimny sigue siendo el mismo. Simple, robusto, y posicionado por y para el campo y las tareas más exigentes de agentes forestales, cazadores o habitantes de media y alta montaña. Todo lo demás es secundario y se supedita a ofrecer la mayor versatilidad posible.

Última actualización: 7 diciembre, 2018 13:15

El nuevo Suzuki Jimny en imágenes

El interior da un salto de 20 años adelante, conservando sus formas rectas, sobrias y robustas.

 

Como no podía ser e otra manera, Suzuki apuesta por un efectivo chasis de largueros y travesaños, a la antigua y pura usanza.

 

A diferencia del 99% de los motores, el propulsor del Jimny prescinde de la sobrealimentación o hibridación. Otro guiño más a la pureza.

 

El nuevo Suzuki Jimny se erige como todoterreno puro y duro que se mantiene fiel a su esencia y origen. Y lo mejor de todo es que es capaz de hacerlo por una tarifa terrenal al alcance de mucha más gente

Daniel Amor

Daniel Amor

Soy un apasionado del mundo de la automoción desde que tengo uso de razón. Me gustan aquellas marcas que cuentan con personalidad y espíritu propio, y la "vieja escuela", es decir, los coches concebidos para disfrutar al volante. Siento admiración por los Citröen hidroneumáticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.