0

¿Arona o T-Cross? ¿Cuál es mejor? Las claves

Volkswagen acaba de lanzar el T-Cross, un pequeño SUV urbano que completa la gama por debajo. Tendrá que hacer frente a una dura competencia. Sin embargo, tiene el enemigo en casa.

¿Seat Arona o T-Cross? ¿Cuál es mejor?

Diferentes por fuera, iguales por dentro

Seat, junto a Skoda, Audi y hasta un total de 14 marcas… forma parte del Grupo Volkswagen –VAG–. Con los años, la competencia en el sector automovilístico se ha intensificado. Por esta razón, los fabricantes se han visto abocados a formar grandes grupos empresariales agrupando marcas y desarrollando tecnologías conjuntas.

El Seat Arona y el Volkswagen T-Cross lo comparten casi todo. Esto significa que la plataforma –la MQBA0 de VAG–; los motores TSI y TDI; ciertos componentes y algunos materiales del interior son comunes en ambos modelos. Podemos afirmar que ambas marcas parten de una misma base común y que la gran diferencia es precisamente lo que más se encuentra a la vista: el diseño.

Si nos tapasen los ojos y nos pusiéramos al volante, muy pocos conductores serían capaces de adivinar en qué modelo se encuentran sentados: las diferencias se han reducido al máximo, excepto lo que se ve

Arona vs T-Cross

Ciertamente, el Arona y el T-Cross son muy semejantes en algunos aspectos. Pero, obviamente, cada marca aplica su propia personalidad en los modelos: ajustes en las suspensiones, tecnologías propias –cuadros digitales–, tapizados y algunos materiales.

Dimensiones

Al compartir chasis, las dimensiones serán prácticamente calcadas. La escasa diferencia en longitud se debe al diseño propio de cada paragolpes.

  • Arona: 4,13/1,78/155 metros –largo/ancho/alto–.
    • Maletero y depósito de 400 y 40 litros, respectivamente.
  • T-Cross: 4,11/1,78/1,55 metros –largo/ancho/alto–.
    • Maletero de entre 385/455 litros y depósito idéntico al Arona.

Las diferencias, como puede apreciarse, con mínimas, de apenas 2 centímetros de longitud. La mayor capacidad del maletero del T-Cross se debe a que cuenta con un asiento trasero corredizo con el que podremos «jugar» variando el maletero y reduciendo el espacio en las plazas traseras, y viceversa.

ÉCHALE UN OJO...  Todo sobre el Citröen C6: prueba, características, historia

Precio

Las versiones más básicas disponibles en estos momentos, sin equipamiento opcional, cuentan con las siguientes tarifas:

  • Seat Arona 1,.0 EcoTSI gasolina de 95 cv y acabado Reference Plus: 17.300€ –mayo de 2019–.
  • Volkswagen T-Cross 1.0 TSI gasolina 95 cv y acabado Edition: 18.990€ –mayo de 2019–.

Ambas versiones cuentan exactamente con el mismo motor triclíndrico que a su vez usan otros modelos del Grupo VAG: el recién presentado Skoda Scala en variante de Gas Natural; Los Seat Ibiza y Volkswagen Polo; Los Skoda Fabia y Rapid; o el recién extinto Seat Toledo.


El equipamiento es prácticamente idéntico. No hay equipamiento «exclusivo» que podamos encontrar solamente en uno de los 2 modelos.

Tradicionalmente el último equipamiento tecnológico solo estaba disponible en los Volkswagen, al ser la «marca matriz» del Grupo. Pero en esta ocasión el T Cross no cuenta con ventaja en este sentido.
Última actualización: 25 mayo, 2019 08:34

Diseño y construcción

Este apartado es totalmente subjetivo. Lo que sí se puede valorar son las posibilidades de personalización y la calidad de los ajustes y materiales.

Arona VS T-Cross interior salpicadero

La palanca de cambio, los mandos de la climatización, el mando selector de la iluminación a la izquierda del volante o la palanca del freno de mano son idénticos en ambos modelos. Los plásticos duros abundan en exceso.

Tradicionalmente, los modelos de Volkswagen gozaban de una calidad de materiales notablemente superior a la de sus rivales. Sin embargo, en los segmentos inferiores, esto no es así, al menos entre las marcas del Grupo VAG. Algo que en gran parte se explica por el hecho de compartir componentes y proveedores de materiales. Ambos modelos recurren a plásticos duros, incluso en la parte superior; pero bien ajustados. Eso sí, no hubiera estado de más haber dejado este tipo de material para las partes menos visibles.

Un Mazda CX-3 o un Hyundai Kona presentan tactos más blandos y agradables en su consola. El Arona no destaca sobre ellos. La sorpresa es que el T-Cross tampoco lo hace
Colores y combinaciones del Seat Arona

Como muchos de sus rivales, la combinaciones de colores y personalización son elevadas.

Colores Volkswagen T-Cross

Del mismo modo, el T-Cross ofrece una colorida oferta de colores y posibilidades de combinación

El quid de la cuestión, ¿Cuál es mejor?

Partiendo de la premisa de que mecánica son iguales; de que la plataforma es la misma; y de que dinámicamente, aun con sus diferencias, son semejantes, 3 serán las circunstancias que decantarán la balanza de uno u otro lado:

  • Diseño.
  • Imagen de marca.
  • Precio.
ÉCHALE UN OJO...  Skoda Karoq vs Seat Ateca: el enemigo en casa

El diseño es un aspecto totalmente subjetivo. El Arona sigue las líneas de la imagen de Seat, con unos trazos más afilados y agresivos. También dispone de una variante deportiva FR con un carácter muy marcado. Por su parte, el T-Cross es más neutro. En el interior es igualmente cuestión de gustos, aunque cabe destacar que la posición de la pantalla multimedia del T-Cross, situada en una posición algo más elevada del Arona, hace que sea más fácil de consultar en marcha.

La imagen de marca, habitualmente a favor de Volkswagen por su condición de «semi-premium» suele ser determinante entre el consumidor español. Ahora bien, en los últimos años su posicionamiento en este sentido ha perdido parte de la ventaja tradicional. Fundamentalmente porque la brecha entre Seat, Skoda y Volkswagen se ha reducido mucho en términos de calidad, presencia y posibilidades de equipamiento.

Por último, el precio se encuentra a favor del modelo español, a igualdad de motor y equipamiento. La diferencia se antoja notable teniendo en cuenta la gran similitud entre ambos y será, probablemente, el aspecto que jugará un papel protagonista a la hora de escoger entre ambos modelos.

Tanto el Seat Arona como el Volkswagen T-Cross son prácticamente idénticos. El diseño será uno de las claves a la hora de decantarse por uno u otro. Sin embargo, la diferencia de precio entre los modelos de Volkswagen y Seat cada vez es más difícil de justificar. Por eso, racionalmente el Sear Arona es mejor compra, que no mejor coche.

 

 

Si te gusta, ¡dale y comparte!

Daniel Amor

Daniel Amor

Soy un apasionado del mundo de la automoción desde que tengo uso de razón. Me gustan aquellas marcas que cuentan con personalidad y espíritu propio, y la "vieja escuela", es decir, los coches concebidos para disfrutar al volante. Siento admiración por los Citröen hidroneumáticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.