0

Seat Arona VS Ibiza ¿Cuál es mejor compra?

Los SUV y crossover están llamados a ser los reyes del mercado. El Arona es la versión «elevada» del Ibiza pero, ¿De verdad interesa? ¿Es una compra racional? Seat Arona VS Ibiza, frente a frente.

Sí, un Arona es un Ibiza «elevado»

Era cuestión de tiempo que Seat lanzase la versión «campera» del Ibiza. Este tipo de carrocerías son muy demandadas por el público y no contar con ellas supone jugar peligrosamente con las cifras de ventas.

Así pues, el Fiesta cuenta con la variante «Active»; El Citröen C3 Aircross es la versión SUV del C3; el Renault Captur lo es respecto al Clio; mientras que los Hyundai Kona y KIA Stonic son los modelos «camperos» del Hyundai I20 y KIA Rio, respectivamente.

Los motivos de semejante éxito obedecen a dos palabras: imagen y espacio. En efecto, las carrocerías SUV venden diseño y apariencia y ofrecen mejor habitabilidad y más maletero en el mismo espacio. Pero no podemos obviar sus contrapartidas: mayor peso y consumo, peores prestaciones y una tarifa más abultada. Puedes leer sus ventajas e inconvenientes aquí.

Seat Arona FR

Las barras en el techo, los pasos de rueda con protecciones plásticas y el protector de bajos otorgan una estética «todocamino» al Arona atractiva. Sus opciones de personalización son mayores. Por ejemplo, podremos elegirlo con color bitono.

El Seat Arona es, en esencia, un Seat Ibiza, solo que con mayor altura libre al suelo; algo más de maletero; un puesto de conducción ligeramente más elevado; y una estética campera

Seat Arona VS Ibiza, cara a cara

Ambos modelos comparten la plataforma MQB-AO del Grupo Volkswagen, por lo que la «base» es compartida. Del mismo modo, el salpicadero, mandos y guarnecidos interiores son idénticos.

Las mecánicas son las mismas en ambos modelos: 1.0 TSI gasolina tricilíndrico de 95 o 115 cv y un bloque 1.6 diésel con 4 cilindros y con los mismos niveles de potencia. Ahora bien, el Ibiza ofrece, además, un motor 1.0 gasolina atmosférico con 75 cv y una variante de GNC Gas Natural con 90 cv y la pegatina ECO de la DGT.

Dimensiones y tamaño

Con la cinta métrica en la mano, las dimensiones de uno y otro son:

  • Ibiza –largo/ancho/alto–: 4,05/1,78/1,44 y maletero de 355 litros. Altura libre al suelo de 16 cm. y depósito de carburante de 40 litros.
  • Arona  –largo/ancho/alto –: 4,13/1,78/1,55 y 400 litros de maletero. Altura libre al suelo de 19 cm. y depósito de combustible de 40 litros. La distancia entre ejes, a pesar de compartir plataforma, es 97 mm. más larga en el Arona, lo que aporta mayor aplomo al coche.
ÉCHALE UN OJO...  Citröen GS Palas, revisión rápida de un auténtico Citröen
Interior Seat Ibiza

El salpicadero es el mismo en ambos modelos. Predominan los plásticos duros, aunque muy bien ajustados. La calidad general no admite pegas, aunque se hubiera agradecido materiales más blandos, al menos en la parte superior de la consola.

Precio

Por lo que respecta al precio, la ventaja es clara para el Ibiza:

  • Seat Ibiza 1.0 EcoTSI gasolina 115 cv y acabado Style: 17.550
  • Seat Arona 1.0 EcoTSI gasolina 115 cv y mismo acabado Style: 19.480

Estamos ante una diferencia de precio de casi 2.000 para igual motor y equipamiento. En otras palabras, estaremos pagando un 10% por diseño, algo más de maletero y una posición de conducción ligeramente más elevada.


Prestaciones y comportamiento

En el apartado prestacional el Ibiza también se impone:

  • Seat Ibiza 1.0 EcoTSI 115 cv:  195 km/h, 9,3 segundos para el 0-100 y un consumo medio declarado de 4,7 litros a los 100 km.
  • Seat Arona 1.0 EcoTSI 115 cv: 182 km/h, 9,8 segundos para el 0-100 y un consumo de 4,9 litros.

Ciertamente, los 100 kilos más de peso y una peor aerodinámica juegan en contra del Arona.

Última actualización: 25 mayo, 2019 08:47

¿Cuándo interesa comprar cada uno?

El Seat Ibiza es uno de los urbanos con mejor relación precio/producto del mercado –sino el mejor–. Está bien hecho, no es caro, ofrece eficientes propulsores y cuenta con un comportamiento equilibrado. Tanto que en esta generación está poniendo en serios apuros al Volkswagen Polo.

Por precio y planteamiento, es una estupenda opción para presupuestos contenidos; como segundo coche para desplazamientos urbanos –sobre todo la versión ECO– o para parejas sin necesidades de espacio. Su maletero es realmente destacable y permite llevar el equipaje de mano de 4 personas sin problemas mientras que su oferta mecánica, con motores de hasta 150 cv., le permite ser un buen rutero. Aunque con el 1.0 TSI de 95 o 115 cv tendremos potencia más que suficiente.

ÉCHALE UN OJO...  Mazda, una marca de las que ya no quedan

El Arona es uno de los mejores SUV urbanos

El Arona es interesante para aquel público que demande un poco más de maletero sin que las dimensiones exteriores se disparen. En no pocas ocasiones los futuros compradores tienen que adaptar sus decisiones a una plaza de garaje pequeña. 400 litros es una cifra respetable apta para las vacaciones de una familia de 3 o 4 miembros. Volkswagen acaba de lanzar su «hermano gemelo«: el T-Cross, el cual es, en esencia, el mismo coche a nivel mecánico y técnico. Puedes echarle un vistazo a la comparativa entre el Seat Arona y el Volkswagen T-Cross.

También se postula como una buena opción para todo aquel conductor que aprecie conducir desde una posición más «dominante». La banqueta del asiento del Arona se encuentra 50 mm. más elevada que en el Ibiza, lo que redunda en una mejor visibilidad y «control» durante la conducción. Este aspecto favorece también la entrada y salida al vehículo , sobre todo en personas mayores o con problemas musculares.

Y, por último, el Arona es un puro ejercicio de diseño. El aspecto todocamino vende, por apariencia de «más coche». Probablemente sea uno de sus principales argumentos de compra. E

El diseño y las posibilidades de personalización serán en la mayoría de los casos los principales motivos de compra del Arona.

Seat Arona VS Ibiza ¿Vale el Arona para campo?

Que el Seat Arona tenga apariencia campera no significa que sea un todoterreno… ni remotamente. De hecho, y a diferencia de algunos de sus competidores como el Hyundai Kona, no puede equipar tracción total ni sistemas avanzados de control de tracción, como el Citröen C3 AirCross con su Grip Control. Solamente un porcentaje residual de los eventuales compradores tendrán comprarán un Arona para usarlo con relativa frecuencia en pistas.

La única ventaja sobre el Ibiza redunda en un poco más de altura libre que puede conferir más confianza en alguna pista en buen estado, por ejemplo, un camino de tierra y arena de la entrada de nuestra vivienda o algo muy puntual. Ni tiene tracción integral, ni modos específicos para campo ni neumáticos mixtos siquiera.

El Seat Arona llega al mercado con todas las virtudes del superventas Ibiza. No obstante, el sobreprecio que hay que pagar es difícilmente justificable, a menos que el diseño y personalización sea totalmente prioritario.

Si no es el caso, el Seat Ibiza es una compra más racional, ya que es más rápido, consume menos, su maletero es apenas 40 litros inferior y, sobre todo, su tarifa es unos 2.000€ menor de media.

 

ÉCHALE UN OJO...  Razones para comprar un Skoda Scala

Si te gusta, ¡dale y comparte!

Daniel Amor

Daniel Amor

Soy un apasionado del mundo de la automoción desde que tengo uso de razón. Me gustan aquellas marcas que cuentan con personalidad y espíritu propio, y la "vieja escuela", es decir, los coches concebidos para disfrutar al volante. Siento admiración por los Citröen hidroneumáticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.