Cómo leer un neumático y saber su antigüedad

Cómo leer un neumático y saber su antigüedad

Los neumáticos son cruciales para la seguridad de nuestro vehículo. Conocer su edad es un aspecto fundamental que determinará su capacidad de adherencia. Vamos a ver cómo leer un neumático y averiguar su antigüedad.

Los neumáticos son cruciales

Así de rotundo. Habitualmente se suele decir que es lo único que nos mantiene en contacto con la carretera, lo que pone en relieve su importancia. Pero también es común que gran parte de los conductores no le prestan la atención necesaria.

En primer lugar, debemos elegir unos neumáticos acordes a nuestro vehículo. Tiene poco sentido montar unas gomas de altas prestaciones en un modelo utilitario, algo habitual. La elección dependerá, por tanto, de las características del coche; de la estación del año o climatología de nuestra zona (neumáticos todotiempo, de invierno…); o del tipo de vía que frecuentemos (asfalto, caminos, nieve…).

Por otra parte, debemos ser estrictos con la profundidad del dibujo, que legalmente se establece en un mínimo legal 1,6 milímetros y por debajo del cual las condiciones de agarre y seguridad se reducen enormemente. Pero si bien la profundidad del dibujo sí acapara atención, no ocurre lo mismo con la antigüedad de los neumáticos.

¿Por qué es tan importante conocer la antigüedad del neumático?

Por una simple razón. Y es que con el paso del tiempo los fluidos, componentes, materiales… pierden sus propiedades y envejecen. Este hecho supone que a partir de los 4 años se endurecerán progresivamente y su capacidad de adherencia disminuirá enormemente.

De nada sirve un neumático que nunca haya rodado si ésta cuenta con varios años a sus espaldas. Los neumáticos envejecen con el paso del tiempo endureciéndose y perdiendo su capacidad de agarre.

Esta pérdida de agarre conlleva, obviamente, una merma muy importante en nuestra seguridad. Pero no solamente eso, sino que el comportamiento de nuestro vehículo cambiará notablemente, ya que necesitaremos más tiempo para frenar y no podremos tomar curvas con la misma efectividad.

Adicionalmente, una goma endurecida se traduce en una mayor sonoridad y, por tanto, en un menor confort de marcha. También se incrementan las posibilidades de agrietado y, en consecuencia, de reventón.

Cómo leer un neumático y saber la edad

El flanco de cualquier neumático proporciona más información de la que podamos pensar en un principio. Además de datos básicos como el fabricante y el modelo, encontramos la medida, con el formato:

205/55 R16 91 V


anchura/perfil R(pulgada llantas) [código de carga] [Código de velocidad]

Para averiguar la antigüedad deberemos localizar un conjunto de 4 dígitos consecutivos. Los dos primeros nos indicarán la semana del año en que fueron fabricados, mientras que los dos últimos señalarán el año. Como podemos ver en la siguiente imagen, esta goma ha sido fabricada la semana 46 del año 16 (2016). En otras palabras, este neumático en cuestión se produjo entre el 14 y el 20 de noviembre del 2016.

Antigüedad de neumático
Observando estos 4 dígitos, podremos averiguar en cuestión de segundos cuándo ha sido fabricado un neumático y, por tanto, si es seguro.

Por tanto, con algo más de 3 años de antigüedad, y siempre que su dibujo tenga la suficiente profundidad y no presente deformaciones ni daños, este neumático cuenta con una adecuada capacidad de agarre y es seguro.

Debemos extremar las precauciones en internet

En los últimos años, las plataformas de compraventa y las transacciones entre particulares se han multiplicado. Por esta razón, es fundamental cercionarse de la antigüedad de los neumáticos siempre que nos planteemos comprar unas gomas a un particular o unas llantas con neumáticos montados, ya que pueden encontrarse aparentemente nuevas y con mucho dibujo, pero también haber pasado años almacenadas en un trastero o garaje.

Del mismo modo, nunca está de más tener este factor en cuenta cuando acudamos a comprar a un profesional o una gran superficie. Puede darse la circunstancia de que preguntemos o nos ofrezcan un modelo con poca demanda que haya pasado en almacén largos periodos de tiempo. Se trata de un supuesto excepcional, pero puede darse.

Conclusiones

  1. Los neumáticos ejercen una influencia decisiva no solo en la seguridad, sino también en el comportamiento y en el confort de marcha de nuestro vehículo.
  2. Con el paso del tiempo, los neumáticos “envejecen” y su cubierta se endurece, perdiendo capacidad de adherencia con el consecuente peligro para nuestra seguridad y comportamiento de nuestro vehículo.
  3. Localizando en el flanco el conjunto de 4 dígitos, podemos averiguar la antigüedad: los dos primeros indicarán la semana de fabricación, mientras que los 2 últimos el año.

Puedes echar un vistazo al siguiente vídeo para más detalles y suscribirte al canal de Análisis Motor para nuevos vídeos.

Productos recomendados para tus neumáticos

    • Para darle brillo e intensidad de color a tus neumáticos.
    • Manómetro digital para tener siempre bajo control la presión de tus neumáticos.


Si te gusta, ¡dale y comparte!

Daniel Amor

Daniel Amor

Soy un apasionado del mundo de la automoción desde que tengo uso de razón. Me gustan aquellas marcas que cuentan con personalidad y espíritu propio, y la "vieja escuela", es decir, los coches concebidos para disfrutar al volante. Siento admiración por los Citröen hidroneumáticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram
Pincha aquí
Echa un vistazo al Canal de YouTube ;)Suscribe :)
Pincha

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies