0

Los grupos automovilísticos que controlan el mercado.

Las sucesiones de compras, transformaciones y refundaciones de marca se han venido sucediendo continuamente. 14 grupos automovilisticos controlan el 90% del mercado mundial.

  • ¿Qué hay detrás de cada marca?
  • ¿Quién las controla realmente y cuáles son las consecuencias?

La marca lo es (casi) todo

Pocas cosas son más poderosas en el ámbito empresarial que una marca que genere valor. No en vano, ejercen como auténticos estandartes de valores, atributos, experiencias y emociones.

De hecho, si pensamos en los constructores más importantes del mercado español, muy probablemente asociemos sus marcas a un adjetivo o frase en particular. Uno de los casos más representativos es el de BMW y su célebre proclama publicitaria “¿Te gusta conducir?”. La gran mayoría de conductores asociarán su firma con atributos relacionados con la deportividad y el placer de conducir.

En muchas ocasiones, a pesar de que contamos con más información que nunca, actuamos por convencimiento, y a la vez, con desconocimiento. Los fabricantes son conscientes de ello y utilizan convenientemente el poder de sus marcas para influir en nuestras decisiones.

No todo es lo que parece

Las firmas son armas de doble filo, en ocasiones, “peligrosas” para el consumidor. En nuestras decisiones de compra solemos dar por sentadas una serie de circunstancias y características en base a las asociaciones que efectuamos respecto de las marcas.

Es decir, si valoramos comprar un Mercedes, seguramente demos por descontado que se tratará de vehículos con una excelente calidad real y objetiva de construcción. Y, ciertamente, en muchas ocasiones nuestros pensamientos sobre las mismas concuerdan con la realidad. Pero no ocurre lo mismo en otras situaciones.

El mercado automovilístico es dinámico. Y por eso,  muchos constructores con decenas de años a sus espaldas, salvo raras excepciones, sufren adquisiciones; efectúan compras; o simplemente experimentan transformaciones en su posicionamiento de mercado fruto del propio devenir de la industria y de la actividad de los participantes.

De este modo, los fabricantes más poderosos han adquirido (o vendido) otras marcas rivales, integrándolas en su estructura. Por ejemplo, Rolls-Royce, baluarte del lujo por excelencia, pertenece a BMW. Esto significa que, independientemente de la autonomía de los diseñadores e ingenieros de Rolls-Royce para concebir modelos, el último poder decisor recaerá sobre la firma alemana.

Una marca integrada en un Grupo sin ser la “marca matriz” de la misma, no tiene independencia plena para tomar todas las decisiones, estando subordinada en menor o mayor medida al poder decisor de la firma dominante del Grupo.

Los grupos automovilísticos son empresas…

Y por tanto, como cualquier empresa en una economía de mercado, buscan maximizar sus beneficios. Este hecho, lógicamente, tiene consecuencias prácticas en las marcas de su propiedad: refundaciones, cambio en su posicionamiento (es decir, su “esencia”), extinción (sobre todo, cuando no son rentables) o compra-venta.

ÉCHALE UN OJO...  Los motores Renault del Mercedes Clase A 2018

Lancia es uno de los ejemplos más representativos. Fundada en 1906 y con un pasado glorioso (sobre todo en rallies), está a punto de desaparecer, pues tan solo comercializa un único modelo (el Ypsilon), y lo hace exclusivamente en el mercado italiano. Se trata de una decisión del Grupo FCA (Fiat-Chrysler Automóviles) dada la escasa rentabilidad de la misma. Muy pronto, Lancia se convertirá en historia de la automoción.


Otros ejemplos son Opel, que hasta el 2017 pertenecía al grupo automovilístico General Motor y que ahora es propiedad de PSA Peugeot-Citröen; Volvo, que está en manos del grupo chino Geely; Jaguar y Land Rover, propiedad del conglomerado indio Tata; Bugatti o Bentley, que forman parte del Grupo Volkswagen; u otras tantas célebres marcas que se han quedado por el camino, como Talbot, Simca, Hispano-Suiza, Daewoo, etc.

Ya sea por pura rentabilidad; por cúmulos de malas decisiones; o por los cambios en las preferencias del consumidor, el sentimentalismo no tiene lugar en el sector de la automoción, lo que ha provocado que marcas legendarias se hayan convertido en historia.

Los 14 principales grupos automovilísticos

La pertenencia a un mismo grupo automovilístico supone que sus marcan compartan tecnologías, componentes, motores, materiales, etc. En otras palabras, se sacrifica la personalidad y autenticidad en pro de la economía de costes.

La competencia es feroz, y en muchas ocasiones este tipo de sinergias no son una opción más, sino una necesidad para continuar seguir siendo competitivos y, simplemente, seguir existiendo.

Ahora bien, este hecho no tiene por qué ser malo. Puede resultar chocante, pero el nuevo Mercedes Clase A utiliza varios motores desarrollados conjuntamente con Renault, por otra parte, propulsores excelentes. Tema económico aparte, la “cooperación” entre las firmas de un mismo grupo puede suponer un mayor grado de desarrollo e innovación.

Veamos qué hay detrás de las marcas más representativas no solo del mercado europeo, sino situándolos en un contexto mundial.

ÉCHALE UN OJO...  Tesla 3, el futuro del automóvil

Grupo Volkswagen

Conformado por las marcas Volkswagen, Audi, Seat, Skoda, Porsche, Bugatti, Lamborghini y Bentley, entre otras como Ducati o Scania.

Grupo PSA

Integrado por Peugeot (la “matriz”), Citröen, adquirida en 1975, Opel, comprada en el año 2017 para incrementar la “presencia” del grupo en Europa; y DS, que comenzó siendo la línea de lujo de Citröen para convertirse en independiente en el año 2014.

Grupo FCA

La voz cantante la llevan Fiat y Chrysler. A este comglomerado pertenecen Alfa Romeo, Maserati, Lancia, Jeep, Dodge y RAM.

Grupo Honda

De los más “reducidos” en lo que respecta al número de marcas: tan solo la matriz Honda y Acura, denominación empleada para los modelos de mayor lujo y prestaciones y también la empleada en el mercado norteamericano.

Grupo Ford

Al igual que el caso anterior, la forman Ford y Lincoln (marca de lujo).

Grupo Hyundai

Hyundai, Genesis (su marca de lujo) y KIA, las cuales han experimentado una increíble transformación.

Grupo Toyota

El mayor fabricante mundial, en paridad con el Grupo Volkswagen. Formado por Toyota, Lexus (su marca de lujo)  Daihatsu.

General Motors

Otro de los gigantes del sector. En esta ocasión, tenemos a Chevrolet, Cadillac, Buick, Holden, Baoujing o GMC.

Grupo Daimler

Compuesto por Mercedes-Benz y Smart, además de por otras sub-marcas como Maybach, que antaño eran firmas completamente independientes.

Grupo Renault

Renault (como matriz), Dacia, Lada y la mítica Alpine son las protagonistas.

Grupo Nissan

Sus integrantes son Nissan y su marca de lujo Infiniti, que acaba de anunciar su salida del mercado europeo; Mitsubishi y también Datsun.

Grupo BMW

Formado por BMW, Mini y Rolls-Royce.

Grupo TATA

Detrás encontramos a la propia Tata, a Jaguar y Land Rover.

Geely

Este gigante chino tiene bajo su batuta a la sueca Volvo, la malaya Proton; la británica Lotus; y la propia Geely.

Asimismo, los diferentes grupos automovilísticos entre sí mantienen colaboraciones de desarrollo. Por ejemplo, el nuevo Toyota Supra ha nacido gracias a la colaboración conjunta con BMW. De hecho, comparte motor, transmisión y sistema de info-entretenimiento con el nuevo BMW Z4. Salvando las enormes distancias, “son coches muy parecidos, esencialmente iguales”.

ÉCHALE UN OJO...  Consejos para viajar y proteger el coche en invierno

También Renaut y Nissan mantienen acuerdos y comparten motores y plataformas; Daimler suministra motores diésel Mercedes a Infinity; e incluso hay lugar para las buenas acciones, pues el Grupo Toyota acaba de anunciar que liberará infinidad de patentes de sus coches híbridos para que éste se pueda popularizar con mayor facilidad.

Corren malos tiempos para los puristas del motor. Cada vez es más dificil encontrar coches “auténticos”, debido a las sinergias y acuerdos entre los distintos grupos automovilísticos y las compras de marcas entre ellos. Pero aún siguen resistiendo
algunos constructores para delicia de los más entusiastas

 

Última actualización: 16 septiembre, 2019 20:58

Si te gusta, ¡dale y comparte!

Daniel Amor

Daniel Amor

Soy un apasionado del mundo de la automoción desde que tengo uso de razón. Me gustan aquellas marcas que cuentan con personalidad y espíritu propio, y la "vieja escuela", es decir, los coches concebidos para disfrutar al volante. Siento admiración por los Citröen hidroneumáticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *