0

Cómo dar de baja un seguro de coche: las claves

Dar de baja un seguro de coche puede parecer una operación sencilla, pero acarrea consecuencias legales si no lo hacemos correctamente. A continuación, todas las claves para realizar este trámite de forma sencilla, rápida y segura.

La póliza de seguro

Una póliza de seguro es un contrato mercantil y, por tanto, es bilateral –por acuerdo entre 2 partes– y consensuado, es decir, su contenido es libremente aceptado por el asegurado. Por tanto, conlleva derechos y obligaciones para ambas partes cuya regulación se rige por la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro.

La duración del seguro de nuestro coche será la que se determine en la póliza, generalmente, 1 año. Debemos ser conscientes que en la inmensa mayoría de los casos se prorrogará automáticamente como así dispone el artículo 20 de la citada ley: “podrá establecerse que se prorrogue una o más veces por un período no superior a un año cada vez“. Será algo, en todo caso, estipulado por las Condiciones Generales de la póliza, algo que es extremadamente importante leer antes de firmar.

Esto conlleva que, a menos que mediemos en ello, la póliza se renovará sucesivamente, lo que tiene 2 serias consecuencias:

  1. Un incremento de la prima –precio que pagamos– aunque no hayamos dado partes. Algo que las compañías aseguradoras “vinculan” a la subida del IPC, aunque en ocasiones el incremento sea mucho mayor.
  2. Que, en la mayoría de los casos, nuestra póliza no actualice su contenido. Es decir, que el “producto comercial” siga siendo el mismo que hace años y no se actualice por las nuevas pólizas, que suelen incluir coberturas mejores, más extensas, o adaptadas a los tiempos.

En otras palabras, en infinidad de ocasiones, estaremos pagando cada vez más año tras año por un producto obsoleto.

¿Cómo puedo anular mi seguro del coche?

Ya sea porque busquemos una póliza mejor y más barata, porque compremos un coche nuevo al que hacerle un seguro o simplemente por cambiar de compañía, debemos de tener en cuenta las siguientes claves:

Regla de oro: 1 mes de antelación

El artículo 22, apartado , de la Ley de Contrato de Seguro estipula lo siguiente:

Las partes pueden oponerse a la prórroga del contrato mediante una notificación escrita a la otra parte efectuada con un plazo de, al menos, un mes de anticipación a la conclusión del periodo en curso cuando quien se oponga a la prórroga sea el tomador, y de dos meses cuando sea el asegurador

A efectos prácticos, debemos iniciar acción por lo menos con un 1 mes de antelación. Ahora bien, para dar de baja un seguro de coche de forma “efectiva” lo recomendable es actuar 2 meses antes. Sea como fuere, debemos de hacerlo por escrito de forma solemne, formal y fehaciente.

Opción 1: acudir a nuestro mediador

Normalmente entre nosotros como usuario y la compañía aseguradora se encuentra un mediador. Éste puede ser un corredor de seguros –persona que trabaja con varias compañías–; un agente exclusivo –que trabaja sólo con una aseguradora–; o una entidad bancaria o inmobiliaria –que actúa de “enlace”–. En cualquier de estos 3 casos, la operación se simplifica enormemente –en teoría– ya que podemos trasladarles nuestra petición como figura mediadora que son. A estos efectos, el artículo 21 de la Ley dice que:


Las comunicaciones efectuadas por un corredor de seguros al asegurador en nombre del tomador del seguro surtirán los mismos efectos que si la realizara el propio tomador, salvo indicación en contrario de éste.

Conviene tener en cuenta que, generalmente, seremos nosotros los que debamos estar al tanto de nuestras pólizas a la hora de anularlas. Por volumen de trabajo de los mediadores o por la propia naturaleza del mediador –sobre todo los bancos– lo normal es que haya “inacción” a menos que mostremos nuestro descontento por alguna razón; hayamos tenido algún siniestro; o simplemente queramos cambiar de compañía.

Es esencial estar al tanto de los vencimientos de nuestro seguros para solicitar la anulación de los mismos. Los mediadores normalmente trabajan con miles de clientes y es materialmente muy complicado gestionar las condiciones de sus pólizas, en el caso de que nos interese cambiar a un seguro mejor.

Opción 2: hacerlo nosotros mismos

En el caso de que hayamos contratado directamente con la compañía –a través de internet, por ejemplo– o queramos asegurarnos en persona de todo el proceso, podemos iniciar el procedimiento nosotros mismos redactando el escrito de anulación de la prórroga.

ÉCHALE UN OJO...  Antinieblas amarillos ¿Son legales?

Este escrito será el que debamos remitir firmado junto con una copia del DNI del tomador –titular– del seguro, ya que es el tomador quien figura en el contrato. En el escrito debe figurar necesariamente:

  • En el encabezado: fecha y lugar.
  • Nombre, apellidos y NIF del tomador del seguro.
  • Mención a la póliza cuya prórroga queremos anular, incluyendo el número de la póliza.
  • Hacer mención a la compañía aseguradora incluyendo su CIF.
  • Redactar una frase de declaración solemne de consentimiento.
  • Firma.

Carta de anulación de prórroga de seguro: modelo

En Madrid, a 22 de mayo de 2019

DON ANTONIO GARCÍA GARCÍA, con NIF 12345678A, solicita por el presente documento la anulación de la prórroga de la póliza de Auto nº “X”, contratada con la entidad aseguradora “A”, con CIF: A-3333333, en virtud de lo dispuesto en el artículo 22, apartado segundo, de la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro.

Quede patente mi consentimiento, firmando el presente documento.

(FIRMA)

Importante: hacerlo mediante el cauce adecuado

Como se apuntaba antes, el proceso de anulación debe ser lo más fehaciente y riguroso posible. Por esta razón, lo ideal para dar de baja un seguro de coche es remitir la carta de anulación por carta certificada –con o sin acuse de recibo–. No obstante, lo más habitual es realizar la operación electrónicamente. En este caso, deberemos ser especialmente cuidadosos al seleccionar el correo electrónico de destino, pues muchas de las vías de comunicación tienen una finalidad específica: solicitar información; dar un parte de accidente; encuestas de satisfacción; información comercial, etc.

Cada compañía aseguradora posee un directorio de direcciones de contacto. No es raro que muchas aseguradoras “camuflen” las vías a través de las cuales se pueden efectuar las anulaciones, por motivos obvios. En última instancia podemos contactar con atención al cliente para solicitar la dirección de contacto correcta, pues están obligados a ello.

ÉCHALE UN OJO...  Consejos para contratar tu seguro de Auto

¿Qué pasa si no anulo mi seguro de coche correctamente?

Ya sea por no haber realizado la operación en plazo como por no haberla llevado a cabo adecuadamente, la principal consecuencia negativa será el mantenimiento en vigor de la póliza que pretendemos anular y su correspondiente cobro de la prima. Si hemos optado a un nuevo seguro y devolvemos el recibo, en la mayoría de los casos la compañía volverá a cargarlo hasta un máximo de 2 veces.

Paralelamente recibiremos por correspondencia o correo electrónico un aviso formal, donde constará que en caso de siniestro, al haber devuelto el cobro, no estaremos cubiertos. El pago es requisito imprescindible para que el contrato de seguro despliegue todos sus efectos (artículo 15 de la Ley de Seguro). A efectos de sufrir un siniestro, si tenemos otra póliza en vigor, este último aspecto no debe preocuparnos, porque estaremos cubiertos por la otra compañía.

Ahora bien, la compañía aseguradora puede reclamarnos judicialmente la cantidad adeudada, iniciando el denominado procedimiento monitorio. En la práctica, ante pólizas de “escasa cuantía” las aseguradoras no suelen reclamar, por razones operativas y de relación coste/beneficio. Sea como fuere, se encuentran legitimadas para emprender esta acción y el riesgo siempre es real. En este caso, podremos efectuar alegaciones en nuestra defensa, tal y como se explica a continuación.

La compañía me reclama el pago de la prima

Si no hemos anulado la póliza correctamente tenemos 2 opciones:

  • Pagar la prima, independientemente de que hayamos contratado o no otro seguro, poniendo fin a la reclamación de la compañía.
  • Formular alegaciones en nuestra defensa en un escrito de contestación al procedimiento monitorio.

Hay un caso en el que podemos salir, con mucha probabilidad, airosos de esta situación. Y es que, casi siempre, las compañías aseguradoras suben las primas año tras año. El quid de la cuestión radica en si la subida es superior, o no, al dato oficial del IPC.

Si es superior a la subida del IPC, nos estarán cobrando de más sin nuestro consentimiento. En términos jurídicos, estaremos ante “otro contrato diferente”, ya que el precio constituye un elemento esencial del mismo que deberá ser expresamente aceptado por las partes. Siendo nuestro caso, podemos alegar esta situación en la contestación poniendo fin, casi seguro, al procedimiento.

ÉCHALE UN OJO...  Colisión por alcance ¿Quién tiene la culpa?

Por decirlo de alguna manera, se trata de una conducta donde pueden apreciarse indicios de mala fe por parte de las compañías, aunque el cálculo de una prima obedece a múltiples factores y es muy difícil achacarlo a este hecho.

Adicionalmente, las compañías están obligadas a comunicar por el medio de comunicación oportuno los diferentes incrementos en la prima. Si no hemos recibido esta comunicación, redoblaremos nuestras posibilidades de éxito.

Ejemplo práctico

Imaginemos que por el seguro de nuestro coche nos cobraron en el año pasado 500€. Este año nos llega una prima de 550€. El IPC para este período ha sido del 1,5%. Por consiguiente, la prima debería haber sido de: 500€ x (1 + 0,015) = 507,5€. Es decir, la subida debería haber sido, en todo caso, de 7 € con 50 céntimos, no de 50 €.

Instala una cámara en tu coche

Las cámaras de a bordo son muy habituales el otros países, como Rusia. En caso de que suframos un percance, podemos utilizar como prueba la grabación de este tipo de cámaras. Todo ello sin perjuicio de poderlas usar para grabar nuestros viajes o, incluso, como medida antirrobo. Actualmente su precio ha disminuido notablemente y podemos encontrar modelos excelentes por poco dinero, como los siguientes:

Última actualización: 14 septiembre, 2019 22:30

Conclusiones

1. Dar de baja un seguro de coche es una operación sencilla, pero que debemos realizar en plazo y con rigor.

2. Es muy recomendable estar al tanto de las condiciones y caducidad de nuestras pólizas, para evitar pagar más año tras año, máxime si contratamos directamente.

3. Contar con un buen mediador de confianza, ya sea corredor de seguros o agente exclusivo, es fundamental  tanto para realizar gestiones como para conseguir las mejores pólizas.

4. Si decidimos anular la póliza nosotros mismos, es recomendable utilizar una carta certificada para la comunicación. O bien, extremar las precauciones eligiendo la dirección de correo electrónico.

5. En el caso de que no hayamos solicitado la anulación dentro del plazo, podemos alegar la subida de la prima si ésta es superior al IPC.

Otros artículos que pueden interesarte

Recomendaciones  a la hora de contratar tu seguro de coche

¿Es legal instalar antinieblas amarillos en el coche?

Cómo saber quién tiene la culpa si te golpean por detrás

 

Si te gusta, ¡dale y comparte!

Daniel Amor

Daniel Amor

Soy un apasionado del mundo de la automoción desde que tengo uso de razón. Me gustan aquellas marcas que cuentan con personalidad y espíritu propio, y la "vieja escuela", es decir, los coches concebidos para disfrutar al volante. Siento admiración por los Citröen hidroneumáticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *